¿Qué es indexar?

El proceso de indexación generalmente se refiere a indexar páginas web (u otras formas diversas de contenido desde archivos PDF a vídeos) en Google y otros motores de búsqueda. Un motor de búsqueda rastreará una web en busca de contenido para agregar a su índice de resultados (index).

Puedes pensar en un índice como una base de datos de contenido que se muestra como respuestas según las consultas de búsqueda.

Los problemas técnicos con una web pueden hacer que las páginas no se indexen, así como otros indicadores de baja calidad que incluyen contenido duplicado, contenido robado, contenido superficial, malas experiencias de usuario, malware, etc. Ahora bien, en ocasiones es el propio webmaster el que no quiere que su web se indexe agregando en el código una etiqueta ‘no index’. En WordPress esta opción de impedir que Google rastree tu web es más fácil. Simplemente puedes ir a Ajustes, Lectura y marcar la casilla donde pone ‘Disuade a los motores de búsqueda de indexar este sitio’.

Google también mantiene un índice complementario, que es una base de datos secundaria que contiene páginas de menor importancia (y es poco probable que se muestren en las búsquedas a menos que se obligue a Google a mostrarlas).

Una forma de acelerar la indexación de tu web en el índice de Google es registrarse en sus herramientas para webmasters o Search Console. En esta plataforma tendrás información actualizada de forma diaria sobre el número de páginas indexadas y podrás enviar un mapa del sitio xml de tu web y ver cuántas páginas están indexadas de las que enviaste.

La indexación puede ser un desafío para sitios muy grandes (por ejemplo medios digitales) porque los motores de búsqueda tienen una cantidad limitada de recursos de rastreo, pero la mayoría de los sitios no deberían tener muchos problemas para indexar su contenido.

Los SEOs suele utilizar el comando site:https://tuweb.com para ver cuántas páginas de su web ha indexado Google así como los títulos y descripciones que aparecen en sus resultados de búsqueda.

“Crawling”, el paso previo a la indexación.

Crawlear básicamente significa rastrear un camino.

En el mundo de SEO, el rastreo significa seguir los enlaces y ‘rastrear’; alrededor de una página web.

Cuando los bots o ‘arañas de Google ’llegan a una web (o cualquier página), siguen rastreando otras páginas enlazadas también en esa web.

Esta es una de las razones por las que creamos mapas de sitio o sitemaps, ya que contienen todos los enlaces de nuestra web o blog y los robots de Google pueden usarlos para examinar profundamente la web para luego ir indexando las diferentes páginas.

Una buena idea para obtener una clasificación más alta en los motores de búsqueda es permitir que solo se indexen partes vitales de tu blog o web.

No indexes archivos innecesarios como etiquetas, categorías y todas las demás páginas inútiles.

Factores que afectan al rastreo y la indexación

Hay millones de sitios web en esta tierra. ¿Están todos satisfechos con la tasa de rastreo e indexación? ¡¡No!!

La mayoría de las personas se preguntan constantemente por qué sus artículos no se indexan.

Echemos un vistazo a algunos factores importantes que juegan algunos papeles cruciales en el backend del rastreo y la indexación:

La autoridad de dominio

La tasa de rastreo es más alta para aquellos dominios que tienen buena autoridad y tráfico, es decir, webs que ya llevan tiempo trabajándose y han conseguido convertirse en una autoridad en su sector porque otras webs de temáticas similares la han enlazado.

Backlinks

Cuantos más backlinks de autoridad tenga una web, más confiable será a los ojos de los motores de búsqueda. Los backlinks siguen siendo uno de los factores más importantes en el algoritmo de búsqueda de Google.